¿Qué debería hacer si realmente quiero comenzar a ahorrar para mi retiro y no tengo absolutamente nada?
Empecemos con una premisa sencilla: no tienes nada ahorrado pero sí tienes capacidad para comenzar a ahorrar (todos la tenemos, sólo que a veces no está dentro de nuestras prioridades).
Primero, es muy importante entender que una cosa es comenzar y otra cosa es optimizar.
Por comenzar me refiero literalmente a poner el ahorro para el retiro como una de tus prioridades de ahorro y tener una meta mensual o anual definida; mientras que optimizar es lograr que ese ahorro que estás haciendo esté alineado con un objetivo financiero mucho más grande y que ese dinero esté invertido en la forma más rentable y eficiente posible.
Para los que desean empezar a ahorrar para su retiro aquí les dejo una metodología de 5 pasos:
1
Empieza por entender para qué sirve el interés compuesto. Nadie te lo explicó, nadie te dijo para qué sirve y además son matemáticas entonces ¡qué hueva! Sé perfectamente que no nos enseñan acerca de el interés compuesto pero yo te lo voy a explicar y es muy sencillo de entender: son intereses sobre intereses, sobre intereses, sobre intereses. Entiéndase que la cantidad de “intereses sobre intereses” se da a través de largos periodos de tiempo.
Existe una fórmula matemática que lo explica todo, pero lo que tú debes de entender es que cuando tú tienes un dinero invertido, sin importar el monto, ésta inversión está generando intereses todos los días y pasado algún tiempo dígase 1 año, esa inversión habrá generado suficientes intereses para generar más intereses, por eso decimos: intereses sobre intereses. Por ahora, es lo único que necesitas saber sobre el interés compuesto, hablaremos más de ello en el futuro.
2
Calcula el tiempo que tienes disponible. Este paso es el más sencillo de todos, lo más normal es que una persona entre a su fase de retiro entre los 60 y 65 años de tal forma que lo único que tienes que hacer es restarle tu edad a 65; por ejemplo: si tienes 25 años entonces 65 menos 25 = 40 años disponibles para el ahorro.
3
Escoge la suma con la que te quieres retirar. Creo que el nombre es bastante explicativo. En esencia si queremos ahorrar para el retiro deberíamos de saber cuál es el monto al que queremos llegar. Este monto es muy sencillo de obtener y tienes varias opciones:
A) El método del dedazo — Eliges un monto de forma aleatoria.Ejemplo: Quiero $1 millón de pesos para mi retiro: ¿Por qué? No tengo razón alguna, sólo escogí ese número porque me gusta el número uno.
???? El método del pequeño ahorrador — Eliges un número con base en lo que puedes ahorrar al mes.
Ejemplo: Creo que puedo ahorrar $500 pesos al mes.Si tienes 30 años y te vas a retirar a los 65, tienes 35 años de ahorro y existen 12 meses en el año por lo que ahorrar $500 pesos mensuales equivaldría a un ahorro de $210,000 pesos para tu retiro.
C) El método del perfeccionista — Eliges una pensión mensual que quisieras tener cuando te retires y haces una operación a la inversa.
Ejemplo: Quiero tener una pensión mensual de $25 mil pesos por 20 años (en los que muero), para esto necesitas ahorrar $6 millones de pesos, que es la multiplicación de $25,000 pesos X 12 meses X 20 años.
¿Por qué 20 años? Es la expectativa de vida que tenemos los seres humanos en México.Hay muchos métodos más, pero son muy sofisticados hasta para un economista como yo por lo que platicamos de eso en otra ocasión.
¿Cuál es el mejor método? El que mejor te acomode, cada uno de los métodos tiene sus pros y sus contras, a mí en lo personal me gusta el método perfeccionista pues tiene un cálculo aproximado más realista.
4
Calcula el monto de ahorro que necesitas ahorrar mensualmente. Calcular el monto de tu ahorro mensual debería de ser lo más sencillo si hiciste los dos pasos anteriores pues lo único que debes de hacer es dividir la suma de tu retiro entre los años disponibles de ahorro y después entre 12 meses.
Ejemplo: Quiero ahorrar 10 millones en 40 años: $10,000,000 / 40 = $250,000 / 12 = $20,833 pesos como ahorro mensual.
5
Empieza a ahorrar en una cuenta de inversiones. Deposita el monto mensual en una cuenta bancaria que te genere intereses, puede ser de ahorros o de inversiones. Acude a un banco y selecciona la cuenta de ahorros más barata, no necesitas banca electrónica ni tarjeta de débito para esta cuenta. Ahorra durante 12 meses antes de modificar, actualizar y optimizar tu plan.
“Oye pero se te están olvidando los intereses. ¿En qué momento se ocupan?” –
Mi recomendación para los primerizos que comienzan a planear su ahorro para el retiro es que no se preocupen mucho por los intereses compuestos en los primeros 12 meses. ¿Por qué? Es mucho más importante que empiecen a fondear su cuenta de retiro con un ahorro mensual.
El interés compuesto nos va ayudar a optimizar tu ahorro para el retiro cuando ya tengas una cantidad de dinero ahorrada y que comiences a invertir ese dinero de manera más activa, pero sobre la optimización hablaremos a profundidad en otro post.

Gracias por tomarte el tiempo de leer este artículo. Si tienes alguna duda o comentario de lo platicado mándame un whatsapp al 6141937842.
Te puedo ayudar a entender mejor los seguros y en general muchas cosas acerca de tus finanzas.

No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Alberto Hernández.
www.albertohernandez.com.mx
Polimata, emprendedor y mal cocinero.