Aceptémoslo: ahorrar no es divertido, pero es MUY necesario. Ya sea para emergencias o para metas, a veces necesitamos una cantidad de dinero que por lo general no tenemos; en esos casos, recurrimos a préstamos bancarios o con amigos, a las tarjetas de crédito o incluso al empeño. Pero con cada uno de estos “remedios” corremos riesgos: si pedimos a una institución financiera por ejemplo, nos enfrentamos a pagar intereses que eventualmente nos llevan a un endeudamiento impagable; si es un préstamo entre amigos, podemos estropear la relación con ellos; y si se trata de un empeño, decimos adiós a nuestras cosas.
Junto con el presupuesto y la inversión, el ahorro es una de las herramientas más importantes para tener unas finanzas sanas; sin embargo, no es tan fácil adquirir este hábito. Para que lo hagas de la manera más divertida y sencilla posible, te proponemos 17 retos para ahorrar dinero en 2018.
Para que los ubiques más fácilmente, los separamos en 5 tipos de retos:
• RETOS DE AHORRO CON PRESUPUESTOS
• RETOS DE AHORRO PARA “GUARDAR”
DINERO
• RETOS DE AHORRO DE CAMBIOS Y
MORRALLAS
• RETOS DE AHORRO CON OTRAS PERSONAS
• RETOS DE AHORRO SOFISTICADOS
¡Elige la idea de ahorro que más te guste y empieza ahora!

RETOS DE AHORRO CON PRESUPUESTOS

 

#1 El reto del “no gasto nada”
Este reto de ahorro no es tan drástico como suena. La premisa es muy simple: gasta en cosas imprescindibles para ti.
¿Cómo funciona?
Para este reto, primero tienes que hacer un registro de tus gastos y un presupuesto. Durante enero, anota TODAS las salidas de dinero que tengas, desde un refresco hasta la renta o el pago de la luz. El punto es que tengas claro a dónde van tus ingresos.
El último día del mes revisa dónde están las fugas y en febrero quitalas. Más que reducir tu gasto hormiga, en realidad solo debes gastar en lo imprescindible para vivir.
TIP: si algo no es imprescindible para vivir pero sí lo es para ti, intenta una sustitución barata.
¿Para quién es este reto?
Para personas muy disciplinadas y desapegadas de las cosas, que tienen una meta muy clara y harían todo por conseguirla.
Ejemplo:

#2 El reto de los sobres
El reto de los sobres es uno de los métodos de ahorro favoritos de uno de los gurús de las finanzas personales, Dave Ramsey. Incluso hay paquetes especiales con material para hacerlo, pero tú puedes usar cualquier tipo de sobre.
¿Cómo funciona?
Se trata de dividir tu presupuesto en rubros y guardar el dinero para cada uno en un sobre. Por ejemplo, si gastas $2,000 en entretenimiento, apartas esa cantidad de efectivo y la guardas en el sobre. Cuando sea tu día de diversión, llévate una parte del dinero y deja las tarjetas de crédito en casa, así te aseguras de gastar solo lo que tienes en la mano. La regla de este reto es no usar el dinero de un rubro para otra cosa. Si se te acaba el dinero antes de tiempo, espera al otro mes.
TIP: si te terminas el presupuesto antes y el dinero era para algo imprescindible como comida, reevalúa cuánto destinas a eso y busca en qué otra cosa puedes recortar.
¿Para quién es este reto?
Para personas que saben cuánto gastan en cada cosa. Si no es tu caso aún, registra tus gastos de enero y
empieza en febrero.

#3 El reto de ahorro del gasto hormiga
El reto del gasto hormiga es muy similar al de no gastar nada; la diferencia es que aquí no quitarás los grandes gastos, sino los pequeños o cotidianos que prácticamente son invisibles. La clave de este reto es eliminar lo que no te cueste trabajo dejar.
¿Cómo funciona?
Para cumplir este reto también debes hacer un registro de tus gastos y ver cuáles puedes eliminar o sustituir. (por ejemplo, en lugar de comprar un café diario, comprar una cafetera para tu oficina). De otra forma, todos los días decir que “no” a tu antojo o vicio será muy complicado.
¿Para quién es este reto?
Si eres muy honesto contigo y tienes voluntad, este reto es para ti. El café o las papas no son una necesidad; de paso, al dejar estos gustos, cumples tu propósito de bajar de peso o estar más sano.

RETOS DE AHORRO PARA “GUARDAR DINERO”

 

#4 El reto de ahorro de las 52 semanas (al revés).

Este método de ahorro es ideal para quienes empiezan con mucha motivación y a medida que pasa el tiempo les cuesta más trabajo ahorrar, porque precisamente comienza con la parte “difícil”. ¡Te garantizamos que, si lo llevas a cabo sin fallar, ahorrarás hasta 4,000 pesos o más a final de año! Todo depende de qué tan lejos quieras llevar tu propio reto. La premisa es muy sencilla: ahorra lo más que puedas al principio (tú mismo fijas el monto), luego baja poco a poco la suma de dinero.
¿Cómo funciona?
Primero fija un objetivo: por qué o para qué quieres ahorrar, ¡debe ser motivante! por ejemplo, tomar vacaciones o comprar un nuevo celular a fin de año. Imagina que empezarás una carrera en la parte más alta de una cima (y de una suma de dinero) y bajarás (restarás) semanalmente un tramo (tu ahorro). Te proponemos iniciar con 100 pesos semanales para que no sea una carga fuerte y tampoco afectes otros gastos necesarios, pero claro que puedes iniciar con más dinero. El truco es la constancia.
En la semana 1 aparta esos 100 pesos (o la cantidad que tú decidiste) y guárdalos en una cuenta de ahorro o en un lugar de difícil acceso. En la semana 2, ahorra 99 pesos, la siguiente semana ahorras 98 pesos y así sucesivamente, hasta terminar todas las semanas del año.
Al final, te sorprenderá cuánto dinero acumulaste con esta técnica tan sencilla.
TIP: concéntrate en el reto pero olvida este dinero durante todo el año. No lo uses, no pienses en él, ni olvides ahorrar alguna semana, porque arruinarás todo el esfuerzo. Aunque sea un monto bajo, puedes guardarlo en una cuenta bancaria de ahorro, para evitar tentaciones.

¿Para quién es este reto?
Para personas disciplinadas que les gusta mantener una rutina “normal” pero están dispuestas a adquirir una pequeña rutina semanal en su propio beneficio.

 

#5 El reto de un peso más cada día
El reto de un peso más cada día es ideal para crear el habito del ahorro, pues no implica un esfuerzo enorme.
Primero define para qué quieres ahorrar; esta meta será tu motivación. Tu objetivo puede ser desde cubrir tu gasto mensual
básico sin endeudarte hasta pagar las deudas de tu tarjeta de crédito o el plan de tu celular. Una vez que lo determines, busca una alcancía para guardar el dinero, ya sea un bote decorado por ti o una alcancía sofisticada como ésta.
Lo siguiente es escoger un nivel de ahorro; imprime el calendario que te compartimos aquí y pégalo en algún lugar donde lo veas, para que sepas cuánto te toca
poner ese día:

 

RETO DE AHORRO DE CAMBIOS Y MORRALLAS

 

#6 El reto de ahorro de los 10 pesos
Esta técnica de ahorro que hizo famosa Sonia Sánchez, es muy sencilla y te permite ahorrar hasta $10,300.
¿Cómo funciona?
La idea es ahorrar todas las monedas de 10 pesos que caigan a tus manos. Cada que compres algo y recibas como cambio alguna moneda de esta denominación, deberás guardarla.
Para cumplir este reto necesitas:
• Una botella de agua (2.5 litros)
• Una moneda de 10 pesos
A una botella de 2.5 litros (de un refresco familiar) le caben aproximadamente $10,300.
¿Para quién es?
Este reto es ideal para quienes no tienen la disciplina de apartar una parte de su ingreso antes de que llegue a sus manos.

#7 El reto de ahorro del redondeo
El método de ahorro del redondeo consiste en apartar los centavos o pesos que “sobran” de tus compras y guardarlos. Los puedes poner en una alcancía, dejarlos como “intocables” en tu cuenta o usar alguna aplicación digital para llevar la cuenta.
Una forma de hacerlo es redondear todas tus compras a cifras de ceros, y guardar los remanente, suma esos pequeños montos para el ahorro. Al principio parecerá que es poco, pero a largo plazo puedes hacer un buen guardadito.

 

Otra opción es usar alguna herramienta que lo haga automáticamente. Una aplicación famosa es Zaveapp que te permite transferir ese dinero a una cuenta que puedes usar para ciertos productos o servicios.
¿Para quién es este tipo de ahorro?
Te recomendamos este tipo de ahorro si no eres un buen administrador de tu dinero.

#8 El reto de la morralla

El reto de la morralla consiste en guardar los sobrantes. Aunque no debemos guardar solo lo que
nos sobra, si apenas empiezas a crearte el hábito del ahorro, ésta es una buena opción.
¿Cómo funciona?
Para que este reto funcione, es indispensable que administres bien tus gastos diarios; establece una cantidad determinada para gastar diariamente que incluya: transporte, comida y algún antojo; por ejemplo, $100 pesos diarios.
Al final del día checa tus bolsillos y guarda en una alcancía cada moneda de peso, dos pesos, 5 pesos e incluso de centavos que tengas. Así, todos los días durante el año.
¿Cuánto puedes ahorrar?
Suponiendo que trabajas de lunes a viernes y te sobren unos 20 pesos de morralla, al año ahorrarías aproximadamente $1,200, sin contar el dinero que te sobre cuando salgas algún fin de semana. Depende de tus ingresos y egresos.
¿Para quién es este tipo de ahorro?
Este tipo de ahorro es ideal para personas que desperdician el cambio en cualquier cosa o peor aún, lo pierden y no le dan importancia porque piensan que es muy poco. ¡Este dinero te puede servir para el pago del predial, la anualidad de tu tarjeta de crédito o para los regalos de intercambio 2017!

RETOS DE AHORRO CON MÁS
PERSONAS

#9 El reto de la competencia

¿Te acuerdas de los juegos de “carreritas” cuando jugabas de niño? Tus amigos y parientes más cercanos son piezas clave en este desafío. Piensa en aquellas personas que están siempre contigo, ya sea para ayudarte, pedirte un favor o para salir de fiesta y divertirse. Elige un pequeño grupo cuidadosamente, pues ellos serán parte fundamental de tu reto. La lógica es apoyarse mutuamente, tal como cuando quieres bajar de peso o pasar un examen, y optas por contárselo a algún amigo (a) o familiar que se convierte en tu cómplice para lograrlo.
¿Cómo funciona?
Busca una pareja o un grupo de amigos o familiares de tu absoluta confianza y más importante, que tengan intereses comunes. En este reto hay dos modalidades:
1 Competencia
2 Meta común en equipo
Competencia: en este caso, cada grupo, pareja o persona establece para qué quiere ahorrar cierto monto de dinero y cómo planean juntarlo. Ahora, en conjunto, todos establecen un plazo de tiempo determinado para lograr ese plan, que puede ser de 3, 6 o 12 meses.
También es importante definir un “premio” para el (o los) que alcancen su meta en el plazo dicho y un “castigo” para aquel (aquellos) que no lo lograron. Ojo: ni el premio ni el castigo deben ser costosos y solo funcionan como una motivación extra a ganar; por ejemplo unos cocinarán para otros. Realicen un grupo de FB o whatsapp para avisarse semanalmente cómo
van sus avances en el reto o incluso pueden experimentar que un “equipo” “almacene” el dinero del otro de alguna manera, y viceversa, así podrán monitorear los resultados sin la tentación de gastarlo. Meta común en equipo: recuerda que la finalidad del ahorro también se convierte en la meta común para todos, así que entre todas las personas que entren al reto deben encontrar una finalidad colectiva para usar el dinero ahorrado. Por ejemplo, si es una familia, emprender un viaje; si es un socio, un negocio o un curso, o bien, acumular un monto alto de dinero que repartirán entre todos. En este caso, organícense; uno puede fungir como “tesorero”, abran una cuenta común o ahorren en carreras tipo “de relevos” (una semana
uno aporta, la siguiente, otro y así sucesivamente hasta llegar a la meta común, como una tanda).

TIP: publiquen entre el grupo los logros, desafío o tentaciones de gastar que cada uno tenga. Acepta y da
consejos, comparte tus experiencias en el reto. Inconscientemente se “forzarán” y animarán para no
“quedar mal”, y te comprometerás a cumplir la meta de ahorro.
¿Para quién es este reto?
Para personas muy sociables, que disfrutan competir y compartir sus anécdotas; y que además necesitan sentir motivación y presión externas para cumplir más rápido un objetivo.

#10 El reto de ahorrar en pareja

Ya sea que planeen vacaciones, matrimonio, casa nueva o incluso tener un hijo, tú y tu pareja pueden cumplir este reto con éxito. ¿La clave? Respeto, comprensión, compañerismo.
Recuerda que el dinero es una de las razones más comunes por las que las parejas terminan una relación, así que siempre que hablen del tema, háganlo con mucha apertura y sinceridad. Por otro lado, una de las acciones más positivas para acercarse como pareja es ahorrar juntos. Si mantienen con salud financiera su relación tendrán un problema menos de qué preocuparse ambos.
¿Cómo funciona?
Para este reto, sigan estos pasos. Primero, planteen la situación de cada uno; deben conocer sus hábitos de dinero para establecer un plan realista; luego, hablen de las metas que les gustaría cumplir juntos, prioricen las más importantes o las que más les apasionan.
Ahora, fijen una fecha para cumplirla y el costo. Después, elaboren un plan (con calendario) para conseguir ese monto y por ende, la meta. En el plan definan cuánto dinero pondrá cada uno, y cuánto necesitan conseguir juntos. Luego, definan un lugar para juntar el dinero de la meta. Puede ser una alcancía o una cuenta de banco compartida; es importante que ambos puedan ver cómo se incrementa el dinero acumulado. Aunque manejes otras cuentas y otros gastos por separado, recuerden que esta alcancía es para la meta ´de ambos. Es su reto compartido.
A partir del día uno:
• Ayúdense (y propónganse) ahorrar en TODO lo que hagan en pareja: usen un solo automóvil, consideren compartir departamento (si viven separados), salgan menos al cine y organicen maratones de películas en casa.
• Compartan pagos: un día paga uno, después el otro y así sucesivamente.
• Todo el dinero que ahorran juntos, súmenlo a su meta; aunque cada uno lleve sus finanzas de  manera individual, tengan claro qué prioridad han puesto en sus planes y no descuiden ninguno de los dos aspectos: el personal y el de pareja.
¿Para quién es este reto?
Para parejas comprometidas, bien comunicadas, sinceras y con metas reales en común. Entre más tiempo tengas con tu pareja este tipo de retos puede ayudarles a conocerse mejor y emprender nuevos planes más formales a largo plazo.

RETOS DE AHORRO SOFISTICADOS

#11 El reto de los porcentajes
El reto de ahorro de los porcentajes no es otra cosa que aplicar la regla del 50-30-20; si no sabes de qué trata, te explicamos:
¿Cómo funciona el reto de porcentajes?
La regla 50-30-20 es un concepto para administrar mejor tus finanzas personales. Se trata de destinar un porcentaje de tu sueldo a los diferentes gastos de acuerdo a las necesidades y la prioridad de cada gasto. Por ejemplo, lo ideal es usar un 50% de tus ingresos en los gastos necesarios (renta, servicios básicos, alimento y transporte); un 30% a los gastos de entretenimiento o gustos personales y un 20% para el ahorro.
¿Cuánto puedes ahorrar?
Si piensas que destinar 20% de tu sueldo mensual al ahorro es algo elevado, aquí te explicamos una forma
que no suena tan descabellada. Si eres asalariado y te pagan con tarjeta de nómina, lo ideal es que NO saques todo tu dinero de la tarjeta (tranquilo, en una tarjeta de nómina no te van a cobrar por dejar dinero), deja el 10% de tu sueldo cada
quincena y así ahorrarás sin darte cuenta.
¿Para quién es?
Este tipo de ahorro es ideal para personas asalariadas o que manejen una tarjeta de débito.

 

#12 El reto de la domiciliación

La domiciliación es uno de los métodos de ahorro más exitosos y es muy sencillo, porque te permite pensar en dinero solo una vez al mes.
¿Cómo funciona?
El truco es que te “quiten” tu dinero para guardarlo en una cuenta de ahorro antes de que llegue a tus manos.
Además, puedes domiciliar todos tus pagos y ahorrar  mucho tiempo también. Con eso, el dinero que te quede será 100% libre para que lo uses en comida y gustos.

#13 El reto de usar solo efectivo

¿Alguna vez has acudido a una tienda que dice “solo pago en efectivo” y tú no llevas dinero? o bien, eliges algo, haces la fila para pagar y al llegar a la caja te salen con la sorpresa de que no aceptan tarjeta o se descompuso la terminal, y obviamente no llegas suficiente dinero, ¿qué haces? Lo más probable es que además de un gran coraje, termines por dejar tu mercancía allí y debas acudir al cajero… después regresar, si aún tienes tiempo y ganas.
Este reto usa ese mismo principio: quedarte solo con el efectivo indispensable para solventar tus gastos; está prohibido usar el salvavidas de la tarjeta de crédito o débito. Ojo, debes tomarte este reto muy en serio, primero para no caer en salidas fáciles de pagar con crédito; y segundo, porque en caso de que gastes todo tu efectivo en compras triviales, estarás en verdaderos problemas para pagar lo importante.
¿Cómo funciona?
Puedes asumir este reto en tres grandes pasos:
1)     Haz un presupuesto rápido pero cuidadoso de cuánto gastas al día o a la semana. Al hacerlo, detectarás gastos “hormiga” o fugas de dinero que  incluso puedes sacar de la lista, por ejemplo, esos dulces o cigarros extras que estás comprando cuando ya no son indispensables.
2)     Basado solo en ese presupuesto, establece un monto límite para tus gastos de la semana y saca EXACTAMENTE esa cantidad del cajero. Cuando vas empezando, puedes tener una pequeña reserva de dinero extra, en caso de que tus cuentas en el presupuesto hayan salido mal.
3)     El resto del dinero déjalo en el banco o tu cuenta de ahorros. Guarda las tarjetas en casa, en un lugar poco visible. Olvídate de ellas y concéntrate en cuidar tu dinero en efectivo, pues es lo “único” que tendrás para sobrevivir en la semana.
Procura usar cada vez menos el fondo de emergencia, y repite el paso 1 cada semana, hasta que logres encontrar tu presupuesto perfecto. La idea es que con el dinero en la mano, te vuelvas más cuidadoso de la forma de usarlo, ya que al no tener “tarjetas” para salvarte, necesitarás forzosamente administrarlo mejor.
Tip: Puedes usar este reto para gastos corrientes de la semana, y para cubrir tus gastos fijos (luz, agua, gas,
teléfono) pide domiciliar estos pagos a tu banco, así no se te olvidará pagar nunca y ese dinero tampoco lo tendrás en las manos con la tentación de gastarlo para otras cosas.
¿Para quién es este reto?
Para personas disciplinadas y austeras, que no corren a gastarse todo lo que cae en sus manos, porque se volverán mucho más organizadas y lograrán recortar gastos hormiga. Aunque también puede funcionar justamente para personas que tienen dificultades para ahorrar, ya que experimentarán lo que es gastarse todo el efectivo en pocos días y quedarse sin dinero para el
resto de la semana, ¡ojo! Siempre ten un fondo de emergencia, verás qué útil resulta sobre todo al principio.

#14 El reto de las tarjetas de puntos

¿Conoces a los adictos a pagar con cupones? Aquellas personas que buscan en la basura ajena para encontrar ese trozo de papel que les ahorrará dinero.
Este reto se trata de algo parecido sólo qué en lugar de utilizar cupones, le sacas provecho a las tarjetas de puntos.
¿Cómo funciona el reto de las tarjetas de puntos?
¡Fácil! Este reto se resume a pagar lo más que puedas con los puntos de tu tarjeta de crédito o de un monedero electrónico proporcionado por la tienda. Este reto de ahorro se divide en dos partes. La primera consiste en utilizar sabiamente los puntos de recompensa que te dan los súpers al comprar allí. Dado que sólo puedes gastar esos puntos en ese establecimiento, únicamente puedes comprar cosas  que haya allí. Así puedes ahorrar dinero en comprar comida o artículos para el hogar.
La segunda parte del reto se enfoca en utilizar los puntos acumulados al pagar con tu tarjeta de crédito. Incluso, al pagar en ciertos establecimientos podrás duplicar los puntos que recibas. Posteriormente podrás canjearlos por diferentes artículos de todo tipo o hasta viajes. El número de puntos que acumules determinará lo que puedas comprar con ellos.
¿Cuánto puedes ahorrar? Desde centavos hasta miles, la cantidad que llegues a ahorrar dependerá de que tan comprometido estés respecto a pagar todo con tus puntos disponibles.
¿Para quién es este reto?
Para personas que son organizadas con sus finanzas, ya que saben la cantidad exacta de puntos que tienen en sus plásticos. Si eres despistado o de los que frecuentemente pierden sus cosas, mejor elige otro reto.

#15 El reto de no comprar ropa nueva

Este reto parece drástico, en especial si disfrutas mucho de comprar ropa o te gusta la moda. Sin embargo, si lo logras, notarás que no es necesario tener un clóset retacado o cambiar todo tu guardarropa cada temporada.
¿Cómo funciona?
Primero evalúa: ¿tienes ropa para sobrevivir un año entero? Considera las estaciones del año y otros eventos especiales que tengas. Si la respuesta es que sí y hasta te dio risa porque sabes que tienes el clóset repleto, eres candidato a este reto.
La idea proviene de una familia que dejó de comprar ropa para todos sus integrantes durante un año entero.
En 2015 Emiliana Hedlud dejó el consumismo y vivió con la ropa que ya tenía además de otra que intercambiaba con conocidos, incluida la de bebé, que por lo general queda casi nueva. Suma el costo de las prendas que te compraste en
2016 y date una idea de lo que puedes ahorrar. No tiene que ser exacto, puedes hacer un promedio de cuánto cuestan blusas, pantalones y otras prendas, y a partir de eso calcular cuánto te costó la ropa en el año. Ese mismo monto será tu meta para 2017.

#16 El reto de los ingresos extras

Este reto no se trata de poner un negocio como tal, sino adquirir hábitos que pueden dejarnos un dinero extra a cambio de un esfuerzo pequeño.
¿Cómo funciona?
1 Recicla: hay empresas que te pagan por aluminio o cartón para reciclar; incluso hay programas sociales como el mercado del trueque en la Ciudad  de México o el intercambio de basura para reciclar por despensas.
2 Vende lo que ya no quieras o necesites: hacer una venta de tus cosas hasta por dos temporadas al año puede ayudar mucho para sacar también una cantidad extra de dinero y desechar lo que no necesitas.
¿Para quién es este reto?
Si tienes espíritu de vendedor, y sabes relacionarte bien con muchas personas, puedes tener éxito con este método.

#17 El reto de tu edad menos 20

No todas las personas pueden ni deben ahorra lo mismo, dice el analista Macario Schettino, autor de este reto, y añade: “normalmente te dicen que debes ahorrar cierto porcentaje (el 10% o el 15%) pero esa cantidad está mal, porque la verdad es que los seres humanos pensamos distinto en diferentes etapas de nuestra vida”.
El truco está en ahorrar antes de gastar, pero la cantidad que ahorrarás dependerá de la edad que tengas.
¿Cómo funciona?
Schettino, aconseja que cualquier ahorro debe hacerse antes e gastar, es decir, separar el monto que va al ahorro apenas llegue el dinero a nuestras manos.
¿Cuánto debes ahorrar?, eso depende de cuántos años tengas. Sea cual sea tu edad, réstale 20, ése el porcentaje de tu ingreso que debes guardar para el ahorro. Por ejemplo, si tienes 30 años (menos 20), tú deberías ahorrar el 10% de tu ingreso y así
sucesivamente.
Tip: Entre más joven eres, la verdad es que no es tan buena idea ahorrar mucho; es el momento en que hay que gastar, hacer cosas extrañas, a lo mejor empezar a construir una vida en pareja, está uno estudiando y no genera ingreso, entonces el ahorro se irá haciendo más grande junto con tu edad de una forma más orgánica.
Aquí una explicación del método:

 

¿Para quién es este reto?
¡Para todos! Inténtalo, después de todo, el monto irá creciendo contigo y así podrás adquirir el hábito connaturalidad.

Una de las cuestiones más importantes de toda inversión es que “No te salga más caro el caldo que las albóndigas” es decir que los medios para invertir te cobren más comisiones que los posibles rendimientos. Cuando indagamos en el programa CetesDirecto nos dimos cuenta que esto podía ocurrir si por error transferías recursos de tu cuenta de débito a tu cuenta de CetesDirecto mediante transferencia SPEI mismo día.
¿Aún no sabes que es CetesDirecto? Nosotros te explicamos.
En el mejor de los casos una transferencia SPEI te va a costar $4 + IVA. Lo que equivale a más del rendimiento obtenido por una inversión de $1,000 pesos a 28 días en el programa.
Te damos 2 tips para transferir dinero sin comisiones:
• Transferencia SPEI (día siguiente): Cuando realizas una transferencia SPEI el portal de Internet de tu banco deberá mostrarte la opción de realizar la transferencia al día siguiente, esto programará el envío de dinero para el siguiente día hábil y así evitarás la comisión, la cuál sólo aplica a transferencias enviadas el mismo día que se programaron.
• Ahorro Automático: Otra muy buena opción y una que francamente nos sorprende por lo bien que funciona es que, le indiques a CetesDirecto que deseas invertir X cantidad cada mes, este ahorro se cobrará de tu cuenta y se enviará a CetesDirecto, incluso se invertirá automáticamente en Cetes de 28 días y sí así lo decides una vez que el plazo de los Cetes venza el dinero volvaerá a invertirse nuevamente en el siguiente plazo de 28 días.
Instrucciones paso a paso para activar Ahorro Automático:
1 Ingresa a tu cuenta de CetesDirecto.
2 Da clic en la opción de “Ahorro Recurrente”
3 Indica la cantidad que deseas invertir y con que periodicidad (el tercer martes de cada mes funciona muy bien si recibes tu nómina quincenalmente siempre cae después del día 15 de cada mes).
4 Activa la opción de reinversión automática para que ese dinero se siga invirtiendo.
5 Da click
Espera antes de irte lee el siguiente artículo http://liderate.com.mx/sobre-el-ahorro-para-el-retiro/

Ya son demasiadas las ocasiones que hemos leído en medios especializados sobre CetesDirecto, la plataforma de Internet que el Gobierno Federal ha puesto en marcha para que cualquier persona pueda adquirir Cetes y otros bonos de manera directa y sin intermediarios, demasiadas quizás para dejar de lado el tema tan importante de las Comisiones e Impuestos. ¡Pero cómo si CetesDirecto no tiene comisiones! Veamos…

Impuestos :

Puedes creer que no se trata de una comisión pero cuando veas el impacto que tiene sobre los rendimientos, te darás cuenta que es un factor importante además, si lo vemos desde el punto de vista de que el Gobierno es el que da y quita, pues entonces el IVA que pagas es una comisión, ahora bien, ¿Cuánto se paga?.
.60% sobre el monto de lo invertido. Eso quizás no te diga nada, primero no lo confundas como un amable lector con el 6% ni el 60% de tu inversión es .60% o como diríamos en el mundo de las finanzas 60 puntos base. Y es justo aquí donde la literatura escasea sólo traten de buscar un ejemplo de cálculo de rendimientos de CETES considerando los impuestos y se van a encontrar con un gran vacío de información, o en otras palabras todos hablaran de los impuestos pero sin llegar a Dominar, algo que sólo hacemos en Lidérate.

Ahora ¿Cómo calculamos los Intereses que generaremos en el caso de un CETE a 28 días con una Tasa de 4.27% invirtiendo $10,000?, sencillamente:
$10000*4.27%*(28/360)=33.21

Pero un momento, lo que dice el libro no es en realidad lo que obtengo, ya que de impuestos pago:
$10000*.60%*(28/360)=4.67

Lo que hace que al final del día sólo reciba,
$33.21-$4.67=$28.54
Aunque como hemos visto los impuestos se obtienen del monto invertido los $10000, resultará más fácil visualizar la tasa real descontando los impuestos, con una simple resta.
4.27-.6= 3.67 (ojo, ahorita anda alrededor de 7% anual)
$10000*3.67%*(28/360)=$28.54
Y es así como hacemos una ya de por si tasa de interés baja aún más baja.
Comisión por Venta Anticipada
Esto también surge de la pregunta ciudadana, ¿Qué pasa si tengo que vender antes de vencimiento mis CETES o BONOS? entrará en vigor la comisión de CetesDirecto por venta anticipada, es decir que al precio de venta se la castigará un 1%.
En el corto plazo la recomendación obligada es no vendas antes de tiempo, ¿Pero y en el largo plazo? Habrás notado ya que puedes comprar Bonos con vencimientos de hasta 30 años y aunque estos operan de formas distintas y pagan cupones, al final el valor nominal se pagará en 30 años, por supuesto que desearás vender antes de tiempo, recuerda que en los bonos de largo plazo se pueden obtener ganancias por la variación del precio de los bonos ya que estos se ven más afectados ante las variaciones de las tasas de interés, en sencillas palabras asegúrate que el precio de venta compense la comisión en la que incurrirás por vender bonos de largo plazo antes de tiempo, en el corto plazo no es algo recomendable.
Te invitamos a realizar el ejercicio con los montos que tú inviertes, los plazos y así descubrir cuánto pagas de impuestos. Espera en el siguiente artículo sabrás cómo hacer tú ahorro recurrente y dejes de ahorrar debajo del colchón o en las botellas de refresco de 3 litros.

Ya habrás escuchado del programa: ¡CETES DIRECTO!

¿Qué es un CETE? ¿Cómo se come?

En simples palabras es un pedacito de la deuda del gobierno. Al adquirirlo ayudas a financiar al país y este a su vez te compensa con una cantidad extra por el dinero que le prestaste. Técnicamente hablando se trata de un “Bono Cupón Cero” que opera a “Descuento”. • Funciona así: Tú inversionista compras un CETE a un Precio digamos de $9.90, al final del Plazo el gobierno te promete por la Virgen de Guadalupe que te pagará $10 del Águila por tu CETE, así felizmente obtienes 10 centavos por prestar tu dinero.Ya nos vamos entendiendo, ¿No?Plazos: Hay de 28 (los más comunes), 91, 182 y 365 días.Interés: Se origina (como ya te habrás dado cuenta) entre la diferencia que existe entre el Precio de compra y los $10 pesos que te paga el gobierno al final del “Plazo” este pago es conocido como “Valor Nominal“.Riesgo: Es lo más seguro que existe en el mundo, los bonos de los gobiernos. Bueno casi, ya vimos que hay países que si llegan a la bancarrota como Grecia. Pero te puedo asegurar que las finanzas mexicanas están sanas y que te pagarán tus $10 pesitos. A esta tasa de rendimiento (la de los CETES a 28 días) en el mundo financiero se le conoce como “Libre de Riesgo” así de seguros.¿Dónde está la novedad?Que no hay intermediación (comisiones) y el monto mínimo para invertir es de sólo $100.Ojo: Un error clásico es asumir lo siguiente:Si la Tasa de Cetes a 28 días es de 4.5% e invierto $100 pesitos durante 28 días obtendré $104.5 pesotes. Pues no, la tasa de los CETES se da anual es decir que.Si un año tiene 365 días, puede haber hasta 13.03 periodos de 28 días en el año. Lo que es lo mismo que una simple división de 365/28 = 13.03Piensa que en el año habría 13 meses si todos los meses fuesen febreros bisiestos de 28 días.Ahora a tu súper tasa de 4.5% la dividimos entre esos 13.03 periodos y obtendremos la tasa para los 28 días, ¿lista (o)?  .045 / (360/28) = .0035Así es como pasamos de 4.5% a sólo .35%Ejemplo:No te pierdas, hagamos un ejemplo. En Lidérate nos interesa que aprendas y no sólo te quedes con el concepto. Así que vamos a los números, si no es lo tuyo no te preocupes.Camaney, Juan desea invertir $1,000 en CETES DIRECTO.En ese momento la Tasa de Rendimientos es de 4.5% para los CETES a 28 días.Juan conoce un poco de Matemáticas Financieras y utilizando la siguiente formula obtiene el Precio del CETE.
Ya sabemos que el VN (Valor Nominal) del CETE es de $10, la tasa de rendimiento (r) es de .045 (4.5%) y el tiempo (t) es de 28 días. Despejamos y obtenemos un Precio del CETE de: $9.965122Ahora veremos para cuantos CETES nos alcanza, $1,000 / $9.965122 = 100.35 redondeamos hacia abajo y compramos: 100 CETES así pues pagamos $996.512207 pesos por 100 CETES a $9.965122Nos esperamos 28 días y cuando revisemos nuestra cuenta bancaria encontraremos ahí, $1,000. Es decir que habremos generado:$3.49 pesos de intereses puede parecer poco (en realidad es muy poco) pero piensa que se trata de un rendimiento seguro.Prueba el ejercicio con más dinero y verás que a fin de cuentas 4.5% nadie te lo regala.

Conclusión:

Este tipo de medidas sin duda van a modificar las comisiones y rendimientos de las Instituciones Financieras, por ejemplo el Inbursa CT, va a quedar un poco obsoleto con este programa que no cobra comisiones, es una medida que fomenta la competencia y da acceso a todo tipo de inversionistas a la tasa libre de riesgo. Recuerda que cuando desees asumir más riesgo lo mínimo que debes pedir es justamente esta tasa.Lo mejor de todo es que lo puedes hacer desde la página web o app a partir de $100.

Espera aún hay más, este ejercicio te dice también sobre los impuestos.

Existen algunas áreas del conocimiento que cualquier emprendedor debería dominar, independientemente de cuál sea su dedicación principal. Y son áreas de conocimiento recomendadas porque son útiles en cualquier caso.
De eso trata el artículo de hoy, de las áreas de estudio que cualquier emprendedor debería dominar (o, al menos,
abarcarse) de forma adicional, además de aquellas áreas relevantes para su emprendimiento en particular.
Como verás, es una lista bastante variada, pero que tiene una gran cantidad de aristas que pueden resultar útiles al
emprendedor desde diferentes puntos de vista. Se irán señalando cuáles son las razones por las que esas áreas
en particular resultan útiles.

Finanzas

La forma de organizar las cuentas de un negocio es muy importante. En general, es recomendable tener conocimientos de cómo funcionan las finanzas en general, pero también, específicamente, las finanzas domésticas,
así como entender los conceptos básicos de inversión y ahorro.
Con este conocimiento, el emprendedor puede entender mucho mejor dónde está invirtiendo su dinero, tanto
desde el punto de vista de la propia empresa que está creando, como desde el punto de vista de sus beneficios
personales. Lo segundo, aunque pueda parecer accesorio, es muy importante, porque ese dinero, posteriormente, podrá ser reutilizado para nuevos emprendimientos. Y, evidentemente, conviene hacerlo crecer, no lo contrario.
Estudiar finanzas puede ayudar a esta labor, y también permite entender un poco mejor a tu competencia, siempre y cuando puedas acceder (porque sean públicas, por ejemplo), a sus cuentas.
En fin, es una forma muy útil tanto de organizar mejor los recursos propios, como entender mejor qué está haciendo
la competencia para tener cierta ventaja sobre ella.Ambas cosas importantes, y que puedes perder si no te informas lo suficiente al respecto.

Economía

Otro ámbito de estudio muy interesante para los emprendedores (y para los empresarios en general), y que, normalmente, no se estudia demasiado, es el de la economía.
En general, la mayor parte de emprendedores y empresarios no se interesan por la economía de ámbito más general porque no encuentran ninguna relación con  lo que están haciendo ellos como emprendedores y empresarios.
Simplemente, ven una serie de números, fórmulas y teorías que no describen demasiado bien la realidad que ellos están viendo. Pero esto se debe a que no se está estudiando la teoría económica adecuada.
En general, la mejor escuela de pensamiento económico para entender una economía basada en el mundo real, y no en supuestos imaginarios como hacen las demás escuelas económicas, es la escuela austríaca de economía.
Estudiar esta escuela de economía ayudará a tener un entendimiento más global de cómo funciona la economía en general, pero siempre manteniendo los pies en el suelo y relacionándolo con el día a día de cualquier empresario.
Con esa visión más amplia, podrás entender qué está pasando en el mercado a nivel global, y podrás tomar decisiones más acertadas como empresario, lo cual puede salvarte de una quiebra en una época de crisis, o
permitirte crecer rápidamente en una época de bonanza.

Negociación y persuasión

Otro ámbito de interés para cualquier emprendedor, debería ser el de la negociación y el de la persuasión. En realidad, no hay ningún ámbito del conocimiento concreto que lleve este nombre, sino que, más bien, está enclavado dentro de la psicología.
Sin embargo, no toda la psicología interesa al emprendedor. Es la parte de la persuasión, los sesgos, las  falacias lógicas, los elementos que influyen en la negociación y el funcionamiento racional-emocional del cerebro lo que interesa. Es muy recomendable contar con ciertos conocimientos en este ámbito porque puede ser la diferencia entre que el trato que haces con tu proveedor sea favorable para ti, o para él, por ejemplo.
Por supuesto, también necesitarás estos conocimientos en el caso de que te dediques a buscar inversión, o si vendes a través de internet, en cuyo caso tendrás que establecer los copys adecuados según el funcionamiento
de la mente.
Existen muchos libros a este respecto, pero si quieres empezar profundizando al máximo posible y teniendo una visión general, el libro más recomendable es Pensar rápido, pensar despacio, de Daniel Kahneman, donde explica el funcionamiento del cerebro según dos sistemas distintos.
El primer sistema es intuitivo, rápido, y tiene mucho de emocional e instintivo. A cambio, es un sistema que consume muy poca energía. El segundo sistema es reflexivo, analítico y mucho más “serio”, pero consume muchísima más energía. Y sucede que, si el primer sistema encuentra una respuesta a un problema, el sistema dos se cree esa respuesta sin juzgar… ¡Pero el primer sistema tiene muchos fallos! Un libro muy importante en este tema.

Literatura

La literatura es un ámbito de estudio imprescindible para cualquier persona, y puede parecer que para el emprendedor no tiene demasiada importancia, pero sí que la tiene, porque todos vivimos en una cultura y en una forma de ver el mundo. Al fin y al cabo, la literatura no es más que el reflejo de una sociedad plasmada en las páginas de un libro.
Conviene tener un conocimiento holístico, empaparse de esa cultura y entenderla, para poder desenvolverse bien en ella. Por supuesto, siempre manteniendo una cierta distancia para ser capaz de decir “esto es un error en esta cultura, voy a adoptar este elemento de esta otra cultura que es mucho mejor”. Es esta capacidad de abstracción y criterio lo que diferencia a un gran emprendedor. Dejando eso a un lado, es importante señalar que, además, la literatura es una forma genial de tener una mayor creatividad, porque ayuda a tener una buena  cantidad de datos aleatorios introducidos en el subconsciente. Sucede que, como dice Toni Segarra, la creatividad consiste en conectar diferentes cables. Y, mientras más cables tengas, más conexiones podrás hacer y, por lo tanto, más creativo serás.
Es por ello que es muy recomendable contar con un conocimiento general de muchas cosas, porque eso te hará más creativo, algo imprescindible en el mundo del emprendimiento.

Historia

Otro de los ámbitos de interés para cualquier emprendedor debería ser la historia. Hay un dicho que reza algo así como “La historia no se repite, pero rima”. Es decir, que conocer la historia, puede ayudarte a entender un poco mejor el mundo. Es evidente que siempre hay sucesos que no pueden predecirse, tal y como muestra Nassim Taleb en su libro El  Cisne Negro. Sin embargo, hay otros muchos sucesos que sí pueden intuirse. En general, será imposible que predigas a la perfección un suceso por conocer la historia. Sin embargo, sí podrás ir entendiendo un poco mejor el clima general que está habiendo en la sociedad, y hacia dónde puede dirigirse. En este sentido, podrás tomar decisiones frente a situaciones que, si bien no tienen por qué darse, sí pueden ser potenciales, a tenor de lo que muestra la historia. Pero la historia no solo resulta útil para eso. También puede servirte para resolver algunos problemas que tengas. Por ejemplo, imagina que tu empresa está pasando por un momento complicado en su competencia con otra empresa del mismo sector. Conocer la historia puede darte algunas claves para encontrar una solución a esa pugna, porque, al fin y al cabo, la historia está repleta de situaciones de este tipo, y hombres inteligentes que resolvieron la situación de forma creativa. Así, puede que la historia acabe salvando tu negocio. No pierdas la oportunidad de aprovecharlo.

Public Choice

La escuela Public Choice es una escuela de pensamiento que se dedica a analizar la política, pero no desde un punto de vista “metafísico”, asumiendo que los políticos son buenas personas que velan por el bien común y demás. Lo que hace la Public Choice es asumir que las personas tienen intereses propios, y que responden a incentivos, y  que la política está formada por personas individuales, no por “políticos” que, en ocasiones, parece que se les trate de forma distinta a las personas. Por lo tanto, la Public Choice hace un análisis realista de la política, explicando cómo, en algunas situaciones, los políticos (los de verdad, las personas que se dedican a la política) responden de una forma, y, en ocasiones, de otra forma, dependiendo de los incentivos. Esta forma de ver la realidad política es muy importante tanto para el empresario que tiene contacto con el poder político de un país, como para el emprendedor que, por la naturaleza de su negocio, puede tener que relacionarse con ese poder. Por ejemplo, piensa en Uber, y los problemas que está teniendo para poder utilizarse en diferentes países del mundo. Es evidente que Uber tiene que relacionarse de alguna forma para poder conseguir que su servicio se pueda utilizar en los diferentes países donde se le ponen trabas. Si tú fueras el dueño de Uber (o cualquier emprendimiento en su misma situación), probablemente te resultase útil contar con conocimientos de Public Choice, para poder entender mejor cuáles son los incentivos de esos políticos, y negociar en base a ello.

Técnicas creativas

Por último, están las técnicas creativas. No se trata de saber de bellas artes, cine y música en sí mismas, sino de los diferentes métodos que existen para tener una mayor creatividad y conseguir un pensamiento lateral. Existen diferentes disciplinas que confluyen en este punto, que van desde la sociología hasta la psicología, pasando por las diferentes disciplinas artísticas, y todas tratan de buscar lo mismo: Métodos para incentivar ese pensamiento lateral y esa creatividad. Es evidente que tener una mayor creatividad es algo imprescindible para un emprendedor, porque es lo que le permite desarrollar soluciones novedosas para problemas comunes que las personas tienen en su día a día. Por lo tanto, investigar en este campo, puede ayudarte a poder desarrollar soluciones más eficaces para resolver  problemas, disruptivas y que no se le habían ocurrido a nadie antes, y conseguir que te paguen por ello. Es lo que quieres, ¿verdad? Como puedes ver, hay algunas áreas de estudio que son convenientes para cualquier emprendedor, independientemente de a qué se dediquen exactamente. Y por ello es recomendable que te adentres en ellas y las conozcas un poco más. ¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Crees que estas áreas son prescindibles? ¿Qué no merece la pena perder el tiempo en ellas? ¿O crees que son relevantes para desenvolverse mejor en el ámbito del emprendimiento? ¡Deja un comentario y se te responderá tan pronto como sea posible!

Si tienes una microempresa… ¿te debes pagar un sueldo? Por supuesto. Es importante hacerlo para calcular bien los costos, es posible que en una etapa muy temprana lo omitas, pero no es aconsejable hacerlo por mucho tiempo.

¿De qué dependería este sueldo o con base en qué podrías definirlo?

Debemos estar conscientes que al iniciar una empresa o un negocio generalmente hay que esperar unos cuantos meses (dependiendo del giro) en lo que comenzamos a percibir ganancias, mientras eso pase todo es inversión, sangre, sudor, lágrimas, diversión y aprendizaje.

Al hacer la planeación de costos de la empresa hay que incluir nuestro sueldo, que deberá ser una media del sueldo de empleados con un puesto similar en otras empresas. Aunque en realidad aún no nos paguemos, debemos hacer un cálculo certero de costos, punto de equilibrio y tiempo estimado de retorno de la inversión.

Si debemos asignarnos un sueldo pero siempre con la mira puesta en que sea acorde con las ganancias que se están percibiendo. Es probable que en los inicios de la empresa eso sea complicado o que no sea acorde a los esfuerzos o cantidad de trabajo, sin embargo con el pasar de los meses y el incremento de las ganancias esto se debe ajustar.

Otra manera de determinar un sueldo en los inicios de la empresa es hacer un cálculo real de todos tus gastos personales del mes y ese registro podría ser el primer acercamiento a un sueldo inicial.

Si necesito dinero para mi empresa ¿puedo tomar de mi dinero personal?

Sí, pero hay que analizar antes. Una cosa es riesgo calculado y otra riesgo estúpido. Si ya se realizó ese cálculo del riesgo puedes tomar el dinero de tu cuenta personal para invertirlo con miras a que regrese en un plazo razonable.

Y recuerda que cuando el 100% de tu patrimonio está amarrado a tu empresa estás completamente expuesto ante una eventualidad, así que trata de no hacerlo.

Si necesito dinero para mis gastos personales ¿debo tomarlo de las ganancias de mi empresa?

De preferencia no, si ya nos asignamos un sueldo esto no tendría por qué pasar, pero pueden existir situaciones en donde se tiene que hacer por una emergencia o imprevisto, sin embargo hay que tratar que pase continuamente porque se pueden afectar las finanzas de la empresa. Recuerda que las finanzas personales sanas son base para las de la empresa, de otra manera el desequilibrio puede llevarnos a la quiebra tanto personal como empresarial.

¿Qué pasos o qué acciones debe tomar una persona para no mezclar los gastos de estos dos ámbitos?

Tomar un curso de finanzas personales hará que los buenos hábitos financieros de un emprendedor o empresario se trasladen para la empresa.

6 tips para no mezclar las finanzas personales y las de la empresa

  • Tener dos cuentas de ahorro. Una personal y otra para la empresa. Y si necesitas mover dinero de una a otra que sea mediante transferencia bancaria, ya que éstas no se consideran un ingreso por lo que no hay que justificarlas ni declararlas ante hacienda.
  • Haz un presupuesto personal y uno para la empresa, y apégate a ellos.
  • Construye un fondo de emergencia equivalente a seis meses de tus gastos mensuales para que no tengas que hacer uso del dinero de la empresa mientras ésta genera ganancias.
  • Dentro de tu cálculo de riesgo para determinar qué tanto dinero de tu cuenta personal metes a la empresa, toma en cuenta la etapa en la que estás, no es lo mismo asumir un riesgo grande para un joven soltero que para alguien de mediana edad con responsabilidades y gastos que no se pueden eludir como la manutención de los hijos.
  • Debes incrementar el nivel de ahorro, ya que uno nunca sabe los altibajos y contratiempos que se sufren como empresario y si podremos continuar pagándonos nuestro sueldo. Aquí no hay patrón a quien reclamarle más que a nosotros mismos.
  • Evita por todos los medios endeudarte hasta que no veas que tu empresa está generando ingresos constantes que te permitan pagar.

Javier Hernandez

Emprendigente

Un arquitecto húngaro comenzó a viajar por el mundo exhibiendo su trabajo. En una ocasión tenía que presentar en el escenario una de sus esculturas. Era muy grande y con muchos detalles pequeños, “¿cómo voy a poder mostrar una fotografía de mi escultura completa y enseñar el detallito?”, pensó.  

En ese tiempo, apenas empezaba a salir Google Maps, entonces, dijo: “¿y si pudiera hacer zoom y ver los detalles de mi escultura?”. Se puso a investigar y aprendió a programar (sólo el .26% de la población mundial tiene esta habilidad).

Con solamente 10 líneas de código, Adam Somlai-Fischer sentó las bases de lo que hoy es Prezi, una plataforma en la nube para realizar presentaciones con zoom (alejarse para ver la imagen completa y acercarla para ver los detalles).

Prezi nació en 2009 y ahora tiene 85 millones de usuarios a nivel global, 27 millones en América Latina y 5.5 millones en México. Cifras que crecen cada día.

Adam se asoció con Peter Halacsy y Peter Arvai. Juntos compraron recientemente Infogram, una herramienta que sirve para hacer infografías, gráficas y mapas. Cuentan con oficinas en San Francisco, Budapest y CDMX y dan empleo a 300 personas. Sus inversionistas han sido Accel Partners, Spectrum Equity y conferencias TED.

“Tú lo que quieres como emprendedor es destacar y ser diferente”, asegura Rocío Medina, directora de marketing y producto en Prezi. Por eso, es útil aprender a usar una herramienta para hacer presentaciones atractivas y dinámicas que impacten a clientes, socios, inversionistas y colaboradores.

Los inversionistas, por ejemplo, ven cientos de presentaciones a la semana. Si no quieres aburrirlos toma en cuenta tres recomendaciones de Rocío Medina, directora de marketing y producto en Prezi, empresa que ha realizado más de 325 millones de presentaciones en todo el mundo.

1. Presenta gran contenido y acompáñalo de recursos multimedia

Tu información debe ser extremadamente buena y tiene que ir de la mano de imágenes (el 90% de la información que asimilamos nos llega a través de los ojos). Hay que contar historias. Nos identificamos con ellas y por eso forman parte de nuestras conversaciones diarias. Combínalas con estadísticas. También incluye videos, animaciones, gráficas, infografías, mapas, etc.

2. Aprende a usar Prezi Classic o Prezi Next

El paso uno es elegir una plantilla prediseñada. Añadirle cosas es tan fácil como un clic. Personaliza tu presentación con colores y fuentes. Otros pueden trabajar en ella no importa donde se encuentren. Prezi Next permite moverte libremente entre los temas sin necesidad de presentar en orden las diapositivas. Con los analíticos sabrás qué contenido gustó más y quién lo compartió.

3. Conviértete en el mejor presentador

Si ya tienes una presentación efectiva, pero la explicas con miedo, timidez, mirando al suelo y temblándote las manos, es poco probable que te den el sí. Es muy importante practicar lo que vas a exponer hasta que te sientas seguro. Conoce a tu público, investiga exactamente qué perfil y experiencia tienen, y lo que más les interesa. Di no a las exageraciones, inconsistencias y mala ortografía.

By Javier Hernandez

Emprendigente